Celebran los 60 años la instalación de la F.H.E. L.U.Z. con la reedición del libro APROXIMACIONES A LA HISTORIA DE LA ESCUELA DE LETRAS DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA (1959-2009) con Sultana del Lago Editores

El 24 de octubre de 1959 se instaló oficialmente la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia, a 60 años de esta importante fecha, Sultana del Lago Editores reedita se reedita la obra de Luis Guillermo Hernández y Luis Perozo Cervantes que retrata en 424 páginas el papel protagónico de esta institución en la región y el país.

Ya está en línea el libro APROXIMACIONES A LA HISTORIA DE LA ESCUELA DE LETRAS DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA (1959-2009) que fuera editado en 2015 por Ediciones del Movimiento, y que hoy vuelve a la vida con el servicio de impresión bajo demanda de Sultana del Lago Editores, y las plataformas de lectura y distribución global de Amazon y Google Play Books.

“La muerte del doctor Luis Guillermo Hernández en 2009, truncó esta investigación. Pero los diez años que recoge, articulan en buen medida una forma de entender todos los procesos de nuestra literatura regional  través de la vital importancia de las instituciones universitaria”, dijo Luis Perozo Cervantes, uno de los autores de la obra. “La universidad, que hoy está siendo amenazada con su extinción, mantiene viva su historia gracias a nuestro trabajo. Esta reedición es una muestra de nuestra insistencia y nuestra voluntad de resistir. Sultana del Lago está comprometida a preservar a través de los libros de dignidad del Zulia”, añadió.

Te dejamos un fragmento de la Nota Preliminar, que explica las dimensiones de la investigación realizada:

La investigación ha sido planificada y organizada en diversas secciones: un primer capítulo bajo el título de “Letras en la región zuliana”, es un intento por informar, de una manera muy somera y casi telegráficamente, sobre el extenso proceso literario en la actual región zuliana, desde la época ágrafa prehispánica, el oscuro y mal estudiado período colonial y los dinámicos siglos XIX y XX, hasta llegar a esta primera década del tercer milenio, de asombrosos cambios estructurales y vivenciales de la sociedad venezolana.

Un segundo capítulo, Letras en la Universidad del Zulia, de una similar manera, tratará de incursionar en las dos épocas vividas en la Universidad del Zulia, la de su instalación (1891-1904) y la de su reapertura (desde 1946), con el prolongado intervalo de su funesta clausura (1904-1946), hasta que llegaría aquel anhelante momento del surgimiento de una Escuela de Letras en la Máxima Casa de Estudios del Zulia, en el año 1959.

El tercer capítulo “La Escuela de Letras de la Universidad del Zulia”, abordará el lógico proceso, de varios meses de duración, en la planificación y creación de esa institución universitaria de letras, con su progenitora la Facultad de Humanidades y Educación y sus fraternas escuelas de Filosofía, Periodismo y Educación.

Los capítulos cuarto y quinto, titulados “Estructura académica y administrativa de la Escuela de Letras de LUZ” y “Evolución del diseño curricular en la Escuela de Letras de LUZ”, intentará ser un tránsito por la organización de la academia y de su administración en el primero, y por el diseño e implementación de las diversas transformaciones experimentadas por el currículo en el segundo, en una forma sencilla, para acercarnos a una temática que podría lucir poco interesante para el lector no especializado, sin embargo debe ser conocida por el universitario, por lo cual se ha recurrido a la utilización de diversos anexos al final de los textos de la investigación, la mayoría de ellos reproducidos de la obra de las historiadoras María Gamero León y Nevi Ortín de Medina.

El sexto capítulo, bajo el ambicioso título de “La Escuela de Letras en el proceso histórico-cultural de la región zuliana”, desde luego será uno de los más extensos y quizás hasta polémico en cierto grado, ya que intentará imbricar el propio quehacer de la institución académica universitaria y la permanente vinculación con el proceso cultural de la ciudad de Maracaibo, de la región zuliana y del resto del país en general, donde se podrán visualizar “sabores y sinsabores”, aportes e interrelaciones con las comunidades, sobre todo, en los campos de la docencia de pregrado,  postgrado y cátedras libres, de investigación literaria y lingüística, de la extensión a otras escuelas universitarias y al entorno social, de la escritura de obras de creación o bien, de reflexión literarias, de los órganos periódicos editados y de las agrupaciones artísticos-literarias surgidas en su seno, algunas de carácter muy controversiales, de eventos celebrados y de otros aspectos interesantes, sin intentar suavizar o negar las fallas acontecidas en esa ardua pero gratificante ruta, porque los errores son casi “naturales” en cualquier obra humana efectuada, como señalaba don Simón Rodríguez, ya que el hombre no posee la infabilidad ante la equivocación, cualidad propia e inherente al espíritu divino.

Los capítulos séptimo, octavo y noveno  se dedicarán al “hombre” en su amplio concepto del término, sin ninguna discriminación sexual, al único  “hacedor de cultura” como especie. Por esa razón, se otorgará un importante espacio del libro, al conocimiento del quehacer de los “Valores Humanos” de la Escuela de Letras, en sus diversos quehaceres: “directores, “profesores, “egresados y “estudiantes, sin querer con ello olvidar o silenciar a los empleados y obreros que han entregado parte de sus vidas en el desempeño de un hermoso ideal, al servicio de una benemérita institución.

Desde luego que han sido los hombres y mujeres de la Escuela de Letras, con el lógico apoyo de la Facultad de Humanidades y Educación y de las Autoridades Rectorales de la Universidad del Zulia, el baluarte fundamental de la existencia institucional, ya que las humanidades se constituyen en la base de sustentación de la formación de la especie humana, sin querer menospreciar la importancia de otros campos del saber y quehacer humanos, ya que debería reconocerse sin ningún apasionamiento, que sin el espíritu de creación intelectual de las artes y de las letras, la vida del ser humano sería muy similar a la existencia de las máquinas robóticas, con cúmulo de conocimientos aprendidos, pero vacía interiormente, sin “vivir” en el sentido más trascendente del término. Por eso, la extensión desde la Escuela de Letras debería ser más continua hacia las otras Escuelas, Facultades y Núcleos de la Universidad del Zulia, sin quedarse en ese camino obligante, sino que deberá extenderse también a la comunidad regional, tan necesitada de una adecuada orientación literaria, como un auténtico compromiso de la imaginación creadora del arte y de las letras.

Sin tratar de crear una pedantería institucional en esta investigación, recordando las ideas educativas del maestro Jesús Enrique Lossada, “padre de la Universidad del Zulia” en su época moderna, se ha creído una obligación histórica intentar señalar, a grandes rasgos, la importancia del quehacer vital de muchos egresados de la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia, como eficientes gerentes en distintas dependencias de la Universidad del Zulia, en otras universidades de la región y del país, valorarlos en la vida literaria y cultural en general de la nación, además de sus valiosos aportes a una destacada bibliografía intelectual, bien de creación o de reflexión literarias. Eso sería lo importante, lo que hace trascendente a esta institución universitaria cincuentenaria, ya que por sus cátedras han pasado grandes maestros forjadores de juventudes y así mismo, estudiantes inteligentes quienes supieron aprovechar sus importantes enseñanzas. Eso, es lo que hace historia y trascendencia en la vida del hombre y en sus variadas instituciones, no los “chismes de las comadres” y los “acontecimientos” que no llegan a trascender  la parroquia, los cuales han llenado numerosos estantes de libros vetustos e ilegibles, publicados por muchos de nuestros llamados “escritores”, con un leve barniz cultural, título que nuestra sociedad pacata e hipócrita les ha otorgado.

Desde luego que esos cuatro capítulos señalados, han sido elaborados casi con  carácter selectivo, impuesto por la escasez de las fuentes y la lógica dispersión humana que han impedido localizar a una gran parte de los valores humanos que han transitado durante esas cinco décadas por los pasillos de la Escuela de Letras de esa Máxima Casa de Estudios, ni siquiera encontrar mínimas huellas sobre ellos y su evolución posterior a su devenir universitario, además del desgano de muchos de los egresados en proporcionar un breve currículum. Por lo tanto, los autores solicitamos la comprensión de los injustamente olvidados y solicitamos de antemano las más encarecidas disculpas por esas omisiones casi involuntarias, ya que sus nombres ausentes en este libro conmemorativo, estarán siempre presentes en la microhistoria oral, en las páginas de aquella auténtica historia testimonial de su cincuentenaria Escuela de Letras de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia, donde vivieron su juventud, con toda la pasión de esa inolvidable edad.

Como parte final del trabajo se trató de construir una “Cronología institucional de la Escuela de Letras de LUZ”, casi un resumen de toda la investigación, para dejar sintetizada la historia de la Escuela de Letras de LUZ en pocas páginas, para que los historiadores del futuro puedan fijar el piso de sustentación de este inicial intento histórico, puedan mejorarlo y continuarlo. Se elaboraron “Anexos” como el “Acuerdo No. 3 del Consejo Universitario” al crear la Facultad de Humanidades, originalmente con tres Escuelas, entre ellas Letras, nuestro interés básico en la investigación y los distintos “Planes curriculares”, los cuales ayudarán al lector interesado para formarse una imagen más completa de la institución universitaria. Para concluir, se ha incorporado la “Biblio-Hemerografía Utilizada”, donde la mayoría de las fuentes son muy poco conocidas y por último, el “Índice General”. Citado al final,  el “Índice Iconográfico” no es menos importante, como el primer intento por recuperar una parte muy insignificante de esa “memoria, la cual permitirá fijar en el tiempo momentos inolvidables de la biografía de la institución, recuerdos imperecederos de los que todavía están con nosotros, así como evocación de los idos, todos militantes siempre fieles de su Escuela de Letras de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia, en sus cinco décadas de quehacer vital y de positivos aportes a la creación, a la investigación y a la docencia literarias venezolana y, por qué no decirlo, del mundo hispánico, por la  retroalimentación de los docentes venidos de otras latitudes y la preparación de sus egresados en centros universitarios de distintos países.

30% de descuento en todos nuestros servicios editoriales

Sobre Sultana del Lago Editores 89 Artículos
Sultana del Lago Editores, es una Empresa Zuliana de Servicios Editoriales que nace para brindarle a los autores venezolanos y del mundo hispanohablante, una alternativa profesional y de calidad para desarrollar su carrera como autor a niveles locales, nacional e internacionales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*