Miguel Chillida (I): “llevo las marcas de Caracas en mi carácter, en esa esencia hedonista, siempre dispuesta al disfrute y a la rumbita”.

septiembre 9, 2019 Sultana del Lago Editores 1

Un nuevo poeta es una fiesta. Se desvela una voz que ha estado, como en todos casos de buena poesía inédita, minando en el ser del artista durante años. Miguel Chillida, publica con Sultana del Lago Editores, su primer poemario “Anécdotas”, que sin duda sitúa como una voz reveladora de la nueva poesía venezolana.

Francisco Enríquez Muñoz: “Mi verdadera vocación creo que sería la de actor porno, pero resulta que me he dedicado más a esto de la escritura que a la fotografía”

julio 23, 2019 Sultana del Lago Editores 1

Gracias a un libro de poemas de Mario Benedetti, “El amor, las mujeres y la vida”, a mis tiernos 20 años, logré conquistar el corazón y el cuerpo de un par de teiboleras (bailarinas eróticas, desnudistas). Yo a ellas les leía un poema y decía que era mío, de mi puño y letra, y ellas me creían y me invitaban cervezas y me llevaban a un privado y no me cobraban el rato (ni las cervezas) porque decían que me amaban mucho. Incluso, cuando yo no iba a verlas al antro, ellas me llamaban por teléfono y me preguntaban cómo estaba, si todo estaba bien y por qué no había ido a verlas y que me extrañaban. Y cuando yo tenía como 14 años, iba casi diario al súper a manosear un libro sobre sexualidad humana que contenía un montón de fotos de desnudos, coitos y felaciones. Ese libro era muy caro y nunca pude comprármelo, pero durante dos años fui diario al súper, a la sección de libros y revistas, sólo para ver esas imágenes. Lo malo es que un día, ahí en el súper, tuve una poderosa erección que no se me bajaba con nada y tuve que ir al baño a masturbarme. Antes caminé como pato de lado a lado por el súper. Más de una muchacha se dio cuenta.